• 23 de enero de 2022 16:38

Lucas Silvestro

Ayudemos a Lucas, aiutiamo Lucas, helfen wir Lucas, let’s help Lucas

¡Adios Lucas!!!!!

Dic 20, 2021

Estas sí que son palabras que nunca hubiéramos querido escribir, pero hoy lo tenemos que hacer y son: “Adiós Lucas!”.
Llegó el momento tan temido para todos nosotros, tu familia y tus amigos, pero tu cuerpo dijo “basta” y ya no estás con nosotros.
No podemos pensar en otra palabra que no sea “GRACIAS!”.
Gracias a vos Lucas, por haber tocado nuestras vidas y las de todos aquellos que de alguna manera marcaste con un chiste, un abrazo, un gesto de extrema generosidad, un favor impagable, o incluso una simple sonrisa tuya, con la que cambiaste “sus” vidas.
No podemos encontrar otra palabra que no sea “GRACIAS!” a todas las personas que desinteresadamente donaron dinero para ayudarte en esta gesta en la que te y nos embarcamos, para tratar de salvarte la vida. Tomaste la decisión de someterte a una terapia experimental, ya que la medicina tradicional te había desahuciado y gracias a la ayuda de miles de personas, que incluso no te conocieron, pudiste llevarla adelante y lograste recibir 3 dosis de Viroterapia Oncolítica, con la esperanza de vencer este tumor cerebral, que finalmente te robó la salud, pero que le da esperanzas a muchos otros pacientes y a sus familiares que se encontrarán ante un diagnóstico tan trágico como el tuyo. Una esperanza que debemos al Doctor Arno Thaller, quién dedicó años de estudio y dedicación a la investigación, para desarrollar el tratamiento con Virus Oncolíticos (OV), de quien también lamentamos su fallecimiento, ocurrido casi en coincidencia con el de Lucas, pero que estamos seguros de que sus discípulos continuarán con su legado, en el intento de salvar muchas más vidas.
No podemos estar tristes, porque vos no nos lo permitirías y estarías haciéndonos chistes para desdramatizar la situación de tener que despedirte. Sabemos que estarás presente en todas nuestras charlas de ahora en adelante, y habrás dejado una marca en la vida de mucha gente, que será difícil de borrar, por eso y por todo lo que nos enseñaste, GRACIAS LUCAS!
Ahora te toca volar y ser libre, ir hacia los “otros mundos” en los que siempre creíste, donde seguramente harás reir a muchas otras civilizaciones, y contagiarás con tu alegría a los seres que tengan el honor de encontrarte en su camino.
En tu nombre y el de nuestra familia, decimos GRACIAS a la vida que vivimos juntos, a las aventuras y situaciones tragicómicas que superamos juntos, a las experiencias traumáticas, como la de sobrevivir a un terremoto, pero decimos GRACIAS también a todas las cosas buenas que vivimos juntos, desde las descenas de empresas que creaste de la nada, a los bares que administraste, que se transformaron en lugares donde todos se sentían bienvenidos.
Tu vida fue corta, pero plena, tu alma era enorme, pero no de este mundo, entonces, la viviste como quiciste, “a mil”. Tal vez sabías que no ibas a estar mucho tiempo entre nosotros, y por eso hiciste todo lo que pudiste, emprendiste todo lo que quiciste y te fijaste miles de metas que trataste de cumplir. Aunque seguirás entre nosotros, hoy te decimos Adiós Lucas! Volá alto que el Universo te espera!